El tema cinematográfico más candente del día no es la crítica de ninguna película. No es la primera vez que hablo en este blog sobre un trailer, pero es que el estreno del avance de The Dark Knight Rises merece que le dediquemos una sola entrada a reflexionar, una vez vistas las imágenes, al punto al que ha llegado la saga y el estatus de genio o semi-dios que, entre todos, le hemos otorgado a su director.

La principal pregunta me ha surgido viendo esta imagen:  ¿Qué hace Batman luchando a plena luz del día?


¿Qué tipo de realismo busca Nolan que está traicionando las mismas características que definieron el personaje? Está bien que le des un punto de vista diferente, que innoves y hasta le des una vuelta de tuerca, pero estamos llegando a los límites del productor Jon Peters que quería que Superman no volase, no llevase el traje y luchase contra una araña gigante en el tercer acto.

Como ha señalado en más de una ocasión mi amigo José Antonio Mesa, si coges la anterior película de la saga (El Caballero Oscuro) y cambias a Batman por un detective antidroga, la película no cambia en absoluto. Vale, quizás sea una generalización y una broma muy cruel para los amantes de la película, pero pensadlo por un momento. Que sí, que está el Joker y es uno de los mejores villanos de la historia. Pero repetimos lo mismo: si hubieses cambiado el nombre de Joker y lo hubieses llamado John Doe nos hubiésemos encontrado quizás con la obra maestra del Thriller. Pero no, estábamos hablando de una película de superhéroes.

Las anteriores películas de Nolan son muy grandes películas, son auténticas lecciones de cine para muchos de sus compañeros. Pero el tiempo comienza a demostrarnos que quizás no debimos encumbrar su díptico al altar de las obras maestras. Me parecen de un ritmo endiablado, de una realización perfecta y un guión demencial, pero cuando las reviso con la cabeza un poco más fría no veo el Gotham que sí veía de niño y que se sigue leyendo en los cómics. Vemos Chicago, en todo su esplendor (diurno). La frialdad (o realismo, llámese como uno quiera) con las que a veces desarrolla las escenas hace que el diseño de producción de las de Burton merezca ser expuesto en el Louvre. Incluso las de Schumacher y sus pezones tridimensionales que brillaban en la oscuridad tenían un espacio en el Moma si las comparamos con estas nuevas.

La vida es una zorra, y ahora yo también lo soy.

Creo que el nuevo realismo hace se pierda la oscuridad y nocturnidad (sic.) que -en parte- definían a Batman. Lógicamente son conclusiones prematuras y estoy juzgando una obra a raíz de un trailer, ni siquiera hemos visto la película terminada. Pero, una vez visto el protagonismo que le da a Bane y Catwoman, me temo que Nolan pueda cometer el mismo error que cometió Burton en su Batman Vuelve, y es que la película se centraba exclusivamente en los villanos, el héroe era algo casi anecdótico. Christian Bale no abre la boca en todo el avance.

Nolan sabe tratar bien a sus villanos. Al igual que hizo con el personaje de Joker y Dos Caras, seguramente vuelva a darle un punto de vista a Catwoman y a Bane con el que nos deje boquiabiertos de nuevo. Los fans tenemos grabado a fuego el recuerdo de la interpretación de la Pfeifer, pero lo mismo decíamos del Joker y que el rubio de Destino de Caballero jamás sería capaz de superar al genio de Nicholson (Zas, ¡en toda la boca!). Hay que darle un voto de confianza a esa gran actriz que es Anne Hathaway. Con Bane no será muy difícil superar cualquier cosa vista hasta entonces, porque hemos de recordar que la única aparición de Perdición (como así lo llamaron) fue en Batman y Robin, donde Uma Thurman le enchufaba un gazpacho de verduras por la cabeza. Se nos presenta una nueva bestia parda, veremos a ver. Lo único que pido es que Nolan y su hermano hayan escrito un gran guión donde los villanos complementen y tengan conflictos con el (super)héroe, no que se centre en ellos exclusivamente.

Por mucho Oscar que se llevase Wally Pfister,  esta Marion Cotillard parece sacada
de las escenas eliminadas de Inception, ¡¡quita ya el filtro amarillo!!

Finalizando y resumiendo: solo es un trailer y la estoy prejuzgando demasiado, lo sé. Pero empiezo a conocerme demasiado a Nolan y miedo me da que termine siendo otro gran thriller disfrazado de murciélago.