¡¡Sesso, drogaaaaaa, rockanróóóóóóóó!!!!
Qué mejor día para escribir sobre este significado que el mismísimo Viernes Santo. Muchos de los que me rondáis (moreno) por Facebook sabéis que los viernes no son VIERNES hasta que yo no suelto mi grito de guerra.

Cada San Viernes intento poner una frase diferente, y hubo un día en qué expliqué el significado de esta declaración de intenciones que lanzo cada fin de semana: Todo proviene de mi antiguo trabajo en una autoescuela, hace ya dos años. A principios del año 2009, en aquella en empresa hubo una "reestructuración" muy grande entre despidos y reubicación de empleados. Por aquel entonces yo trabajaba en la central que manejaba todo el papeleo de las autoescuelas (eran 8, en total) y a mi amiga Adriana la colocaron a trabajar con nosotros. Fueron meses muy caóticos, de muchísimo trabajo y reordenaciones que no sabíamos a dónde irían a parar. Hasta que no llegó Mayo -cinco meses después- no conseguimos encauzar todo el trabajo.

Las semanas se hacían muy largas o muy rápidas, depende de dónde se mire puesto que el trabajo era enorme. Había muchas peleas con jefes que no sabían que querían. Pero una cosa seguía siendo cierta: a los profesores se les pagaba religiosamente las clases que habían impartido a final de semana. Y no importaba cuán mierda había el lunes, el martes, el miércoles y el jueves; no importaba todos los marrones y quejas que te habías tenido que tragar a los largo de 4 días. El último día por la tarde llegaba un compañero/amigo nuestro, uno en especial, y nos decía a Adriana y a mí para darnos ánimos: Vengaaaaa!! Que ya es San Viernes!! SESSO, DROGA, ROCKANRÓÓÓ!!!

Como siempre llegaba a eso de las 20.30 -nosotros ya estábamos hasta el carajo y él ya venía un poco mamaete- nunca desaprovechaba la ocasión para soltarle un piropo a Adri: Adri, qué guapa estás hoy, ¡¡hoy estás guapísima!! Y así cada San Viernes. Adriana y yo nos mirábamos y ya nos lo habíamos dicho todo con la mirada. Por dentro nos moríamos de la risa y nos olvidábamos de todo, hacía que nos fuéramos a disfrutar del fin de semana con una sonrisa. 

Y quizás eso intente hacer yo también, no lo sé. Juan Blanco dice incluso que deberían pagarme por este servicio (¡que Juan Espadas o Zoido te oigan!). Aprendí mucho en aquel trabajo, pero también lo pasé muy mal algunos días. Siempre he dicho que me llevo el recuerdo de mis compañeros, lo único que verdaderamente valía de aquella empresa. Cada San Viernes me acuerdo de ellos (de Adri en especial, que la tengo abandonada y me va a matar por no llamarla, lo sé). Cada San Viernes intento transmitiros ese ánimo especial que a mí me daban a pesar de todo lo malo, cada San Viernes intento decir lo mismo pero de una manera nueva y original. ¿Lo conseguiré? ;)

Y ahora... a disfrutar de San Viernes: da igual que hoy sea Viernes Santo y todos los comercios estén cerrados, id corriendo a un Opencor o un VIPS para comprar una rosa y un libro para mañana. SESSO, DROGA Y ROCKANRÓÓÓÓ GARANTIZADOS!!!!!!! :D