Quizás el nombre del post induzca a confusión, pero está bien escrito. No voy a criticar a los medios de comunicación de masas, sino a los estudiantes que (irónicamente) pretenden trabajar en ellos. Concretamente a los del centro en que un día estudié una carrera y hoy continúo estudios: La Faculta de Comunicación de la Universidad de Sevilla.

Todos hemos sido conscientes de los sucesos violentos ocurridos, el 29 de Septiembre, en las instalaciones del Rectorado de la US, donde un grupo de jóvenes era disuadido por la policía violentamente. No voy a entrar a hacer apreciaciones sobre aquel suceso, cada uno tiene su opinión de que lo ocurrido fuese lo correcto o no. Pero yo quisiera detenerme en cierto detalle que presencié el viernes pasado, cuando volví a mi Facultad a formalizar unos papeles y me encontré con este cartel (de 90cmx60cm, aprox) y con la siguiente fotografía (imprimida en un folio A4):



Evidentemente, lo que más me llamó la atención fue ese moratón de dos metros cuadrados de la chavala fotografiada. Inmediatamente después leí el texto que acompañaba a la fotografía, ese pie de foto moderno: "Carga policial 29-S Rectorado de la US (violando la autonomía universitaria art.2 lou)". Y yo me detuve a pensar: ¡Coño, que se amparan en la ley! Os explicaré el porqué de mi asombro:

Resulta que el mismo 29 de septiembre, cuando fueron todas las revueltas, yo estuve discutiendo este tema por Facebook con gente de la Delegación de Alumnos y volvían a repetir lo mismo: que se violaba la autonomía universitaria. No contento yo con la respuesta que me dieron, me fui a consultar la propia ley a buscar dónde se decía eso. Efectivamente, era el artículo 2 párrafo 2, pero si lo leéis con detenimiento la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, en ningún lugar indica que las universidades tengan autonomía en materia de seguridad o protección: el artículo 2.2 dice literalmente que En los términos de la presente Ley, la autonomía de las Universidades comprende (es decir, en ninguna otra materia) estatutos, órganos de gobierno, investigación y docencia, planes de estudio y enseñanza, personal docente y PAS, admisión de estudiantes, expedición de títulos, presupuestos y bienes, relaciones laborales y relaciones institucionales. Por favor, leeros la Ley como hice yo y decidme en cuál de los apartados entrarían las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Cuando estuve el pasado viernes en la facultad, mis ojos no daban crédito a los carteles que estaban viendo. Inmediatamente fui a Delegación de Alumnos, porque supuse que las fotografías y el cartel lo habría hecho alguien de allí. Entré y pregunté al grupo de chicas que había que si estaba el responsable de los carteles para hablar con él. Muy amablemente me dijeron que no, que los elaboraba el movimiento estudiantil (o algo por el estilo). Y me preguntaron que por qué lo preguntaba. Y les respondí que cuando hubo todas estas revueltas yo me estuve informando y les dije que el Art. 2 de la Ley Orgánica de Universidades no indicaba en ninguna parte la autonomía universitaria frente a la Policía. Lo mismo que acabo de poner en el párrafo de arriba se lo dije a ellas. No supieron qué contestar. 

Me dijeron que se intentaría alegar (¡intentarían alegar!) que la Policía entró en una propiedad privada, a lo que volví a responderles que la Universidad no es un recinto privado, que es un espacio público. Sé de buena tinta -estuve preguntándole sobre este tema a un policía que conozco- que eso de que la Policía no pueda entrar en la Universidad es un argumento tan antiguo como la propia República. Es una creencia que viene de lejos, viene de cuando los rectores vivían en la Universidad y tenían espacios 'privados' e 'íntimos'. Cuando había revueltas estudiantiles, los estudiantes se refugiaban en estos espacios. Pero ahora mismo es un espacio tan público como pueda ser El Corte Inglés o cualquier establecimiento. Y un espacio abierto al público abierto en horario de apertura puede entrar cualquiera, ya sea un estudiante, un rector, un policía, un simple manifestante, una señora de paseo o incluso Bin Laden a poner bombas. Decir que la Universidad es un espacio privado es como cometer un delito y refugiarte en una iglesia acogiéndote a sagrado. Hombre, por favor.

Lo que más me molesta de todo este asunto es que he estudiado en una facultad que, de los 2.000 alumnos que tiene, la mitad son periodistas. Y NINGUNO DE ELLOS SE HA TOMADO LA MOLESTIA DE LEER QUÉ DECÍA EL ART. 2 DE LA LOU. Han visto las imágenes y se las han tragado. Con patatas. Nadie se ha molestado en cuestionarse la veracidad de los carteles. ¿Se quejan de la manipulación de los medios? ¿A cuento de qué?!? ¡Qué tienen que ver los medios en esto!

Yo me quejo de la manipulación de los propios estudiantes. Porque cada día me doy cuenta que todos vamos camino de ser más borregos de lo que ya somos. Borregos porque vemos una imagen, vemos un moratón del tamaño de mi espalda al lado de un texto y pensamos: Uhhhhh pobrecita, si ha recibido semejante palo es que eso de la ley debe de ser verdad. ¡Pues no!

Acepto que no se esté conforme con las agresiones policiales (quién lo estaría) ni con las declaraciones del Rector. Pero me hablan de manipulación de los medios y lo único que ponen es un recorte del ABC (¡el único medio de España!). Y me enseñan una foto de un moratón -que Dios sabrá de quién es- con el sello de Delegación estampado en mitad de la foto para concederle la máxima veracidad posible. Sellamos la foto para atestiguar.

Atestiguar el borreguismo.