Son poco más de las 9 de la mañana. Jueves. Era un día como hoy. Estábamos en clase de publicidad con Juan Rey. Y en medio la explicación llamaron a la puerta. Era una chico de segundo, yo le había visto un par de veces por los pasillos. Y entró con mucha prisa, disculpándose ante el profesor y gritándonos a todos que se interrumpían las clases porque ETA había atentado en Madrid y había habido nosecuántos muertos. Exigía que nos fuésemos todos a Plaza Nueva a manifestarnos ante semejante barbarie. Juan Rey aceptó en cortar las clases. Cogimos nuestras cosas, Gonzalo cogió su cámara y fuimos a Plaza Nueva.

Han pasado ya 6 años. Parece que fue ayer, parece que fuese mentira...